Las tartas de chuches son toda una tendencia. Es complicado no verlas en cualquier fiesta infantil actual, siendo muy estéticas, fáciles de hacer y por supuesto, están muy buenas.

Pero lo mejor de todo es que no es necesario que tengan la forma típica de una tarta, si no que podemos atrevernos con creaciones de lo más elaboradas. Por ejemplo, podemos crear una tarta de chuches con forma de barco (si, incluso hasta con las velas), en forma de estadio de fútbol, de pez, de corazón, de números gigantes (con el número que representa la edad del niño), etc.

tarta de chuches

Consejos clave para crear una tarta de chuches

Base: Para dar forma a la base podemos utilizar diferentes elementos, pero lo más normal es decantarse por el poliespan o por el corcho blanco. Piensa en la forma de la tarta e intenta hacerla realidad. Eso si, si es la primera vez que vas a hacer una tarta de chuches quizá deberías empezar por algo sencillo.

Forra la base utilizando papel de aluminio o de film transparente.

Distribución: Una vez que ya la hayas forrado será cuestión de repartir las chucherías a lo largo de la estructura. Utiliza palillos para fijarlas y evitar que se puedan caer en cualquier momento. Sin embargo, evita que se vean los palillos, ya que esto podría arruinar el efecto estético de la tarta. Para ello tan sólo debes poner las gominolas en las puntas.

Chucherías: Por supuesto, nos hacen falta chucherías. En este caso será tan sólo tu imaginación la que te puede limitar. Puedes añadir nubes, troncos, fresas, ladrillos… en definitiva, casi cualquier cosa.

¿Varias alturas?: Si la quieres hacer todavía más impresionante, siempre te puedes decantar por utilizar varios pisos. Puedes elegir diferentes formas y colores y combinarlos entre ellos. Lo más interesante es que resulte estética a la vista, que sorprenda.

¡Precaución!: A pesar de lo bonitas y sabrosas que resultan, lo cierto es que tan sólo deben de ser consumidas de forma ocasional, tanto en la dieta de los niños, como la de no tan niños. Al fin y al cabo estamos hablando de una tarta de azúcar puro, que tan sólo aportan calorías vacías sin ningún tipo de valor nutricional. Eso sí, para una ocasión especial, como un cumpleaños, no pasará nada.

Con estos consejos podrás dar forma a la tarta de chuches que tienes en mente.